12 de agosto de 2011

bBebe

Mientras la cabeza cae
las espigas se contraen poco a poco en tu pecho
Tu cuerpo enmohecido se convierte
en árbol prometido,
vigilado por el eterno bosque.
La luz de la luna demuestra
que no has perdido enteramente tu forma.
Revive,
en aquellas noches de lluvia

No hay comentarios: